Bitácora incompleta

A M le duelen las piernas otra vez y no sabe explicar esta reacción de su cuerpo al cansancio porque es conciente de que no ha caminado mucho durante ese día. Sin embargo le duelen; y en la noche, mientras se dedica a escribir sobre el dolor en sus piernas, también se da cuenta que los ojos se le están cerrando. Pone puntos suspensivos... y deja de escribir.

Comments

R.B. said…
Sigo con insomnio, el brazo derecho ya me dule de apoyarme y escribir, tengo ganas de ir al baño.
Dejemos de escribir...

Popular Posts