Desde la jaula de la locura

día: 1
M se levanta a las 10:00. Habría querido hacerlo más temprano pero la desvelada de la noche anterior se lo impide, su cuerpo está imposibilitado. Sabe que el tiempo es corto. Tiene un compromiso a las 11:00. Seguramente no llegará a tiempo, tal como ha hecho en los útlimos días con todos sus compromisos. Si no hubiera dormido tan tarde la noche anterior, piensa, habría podido despertarse más temprano y avanzar en varias cosas que tiene pendiente. Por ejemplo, escribir un par de horas sobre el capítulo uno del libro que está preparando. Escribir por deber más que por placer; tiene que cumplir con una entrega para dentro de dos meses.
Más tarde, M sufrirá un dolor de cabeza que le hará sentirse mareado mientras escribe desde de la jaula de la locura. Desde la jaula de la locura M no podrá hacer otra cosa además de escribir, marearse y tener hambre... pero en la jaula de la locura no hay comida gratis. Hay que pagar por ella, y M no tiene dinero ni para caerse muerto. Además, el mareo y las letras le recordarán que si tuviera dinero lo utilizaría para hacer los pagos de una deuda que crece con cada día que no se salda.
En la mañana, después del desayuno M sale a su compromiso. Sale a 10:40; el recorrido dura una hora. No llega a tiempo. Durante esas primeras horas del día su ánimo es bueno. Pero después de las tres horas siguientes, su ánimo cambia. Tanto que hasta que a la hora de la comida se siente al borde de la depresión, cansado y con hambre. En ese momento entra a la jaula de la locura.
M trata de entender cómo llegó ahí.

Comments

R.B. said…
Gringísmo: Been there, done that...

Popular Posts