Sea infeliz, por favor (8:30 AM)

Me obligo a ser anormal en mi anormalidad; me dejo caer al piso, el golpe fortalece la conciencia de ser y estar, así que ya con ese tenue poder de autocontrol empiezo a girar por el suelo hacia las escaleras. Ya ahí, me suelto de nuevo. Después del último escalón sigo dormido pero los gritos de mi madre preocupada por mí hacen que me pare asustado de una buena vez y me de cuenta que es de día y que por algo he iniciado toda esta penosa secuencia. Así que me apresuro a subir de nuevo para cambiar las pijamas por la ropa decorosa (o almenos eso creemos) con que se sale habitualmente a la calle. Después el desayuno y el día ha empezado... el esfuerzo ha rendido frutos: soy un anormal anormal.

Comments

DaRLa GarRapAtA said…
lo anormal siempre deja
un cierto saborsito a ceniza
de tabajo en el paladar
conjunto con un poco de
manteca fria, pero
digo no cualkier sentimiento
te hace sentir eso...

Muchos saludos te agrego a mis links
soy darla ^^ jijiji pero ke no te moleste ke sea lectora asidua, yo casi no actualizo el mio pero pues veremos si es mas seguidillo
Evolución Aire said…
Un saludo señor, eso de ser anormal, hay alguna forma de saber que uno es parte de ese club? sigo por aqui...Ermitaña
R.B. said…
Si usted se encuentra accidentalmente fuera de su natural estado o de las condiciones que le son inherentes. ¡Bienvenido! al club: Planeta Tierra.

Si quieren ver el original de esta publicación (mientras << chatiamos>>) vean mi estupido blogg.
Jon said…
Ay chico... creo que ese ha de ser el despierto mas dificil en la historia del ser humano. Espero que todas tus mañanas no sean igual!

Popular Posts