Un poemita de Girondo. Me parece que a Luis Paz le gustará leerlo.


La lluvia,
con frecuencia,
penetra por mis poros,
ablanda mis tendones,
traspasa mis arterias,
me impregna,
poco a poco,
los huesos,
la memoria.

Entonces,
me refugio
en un rincón cualquiera
y estirado en el suelo
escucho,
durante horas,
el ritmo de las gotas
que manan de mi carne,
como de una gotera.

Comments

Luis Manuel Paz said…
...que poder tiene la lluvia. Como si uno apretase "rewind" en un aparato, el agua cayendo del cielo vuelve a reproducir algunas imágenes. Muchas, dolorosas, pero bellas (guacala, un verso sin esfuerzo).

¿Dónde puedo leer más poemas así?
J.S. Macotela said…
Bueno, si te refieres al libro de Girondo del que saqué el poema, pues es "Persuasión de los días".

Espero que te haya gustado.

Nos vemos pronto.

Popular Posts