Haneke y el vértigo



PLAY. Georges Laurent recibe un paquete; es un video en una bolsa. La cinta muestra las imágenes de la fachada de la casa de los Laurent durante dos horas. Quiere decir que alguien los vigila. Las entregas se van repitiendo conforme pasan los días, y la tención crece. ¿Quién nos vigila, es una broma pesada o una amenaza?, se preguntan Georges y su esposa, Anne.

PAUSE. En Caché (Escondido), Michael Haneke (director reconocido desde hace algunos años por su trabajo en películas como La Pianista, adaptación de la novela homónima de la escritora Elfriede Jelenike) se presenta como un director bien situado en las grandes ligas del cine (en las más grandes), y además como un brillante y genial guionista. Con esta cinta el cineasta alemán logra un trabajo pulidísimo: una construcción impecable de profundidad vertiginosa. Para empezar es necesario agradecer la originalidad del guión. Me refiero, a la alternancia de planos dimensionales-conceptuales en los que se ve inmiscuido el espectador. Caché inicia con una secuencia: la imagen de la fachada de la casa de la familia Laurent luego vienes las voces, y luego (felizmente) viene la confusión. La voces, y la imagen son dimensiones distintas. El espectador se da cuenta que la imagen proviene de una televisión y que las voces provienen de los sujetos que observan esa proyección. Es, digámoslo así, un juego de espejos que con el paso de los minutos se va prolongando hacia los extremos: adentro, en el personaje principal; y afuera, hacia los espectadores (“Dios mueve al jugador, y éste, la pieza./ ¿Qué Dios detrás de Dios la trama empieza/ De polvo y tiempo y sueño y agonía?”, diría el querido Borges). Y aquí, la fiesta del vértigo está por comenzar.

REWINDE. Y no hay tregua. ¿Quién nos vigila, es una broma pesada o una amenaza?, se preguntan Georges y su esposa, Anne. Si de por sí el vértigo revuelve el estómago, qué pasa si se añade algo de thriller casi policiaco a la trama: una cintas misteriosas acompañadas de dibujos que dan miedo no dejan de aparecer e incomodar a la familia Laurent. Pero sobre todo a Georges, porque un día el paquete trae un video que no es sobre la fachada de la casa de los Laurent. Es una secuencia de un auto viajando hacia las afueras de la ciudad, a una casa vieja. “Es la casa donde yo crecí”, le dice Georges a Anne. Y otra vuelta de tuerca, y otro espejo, y a esas alturas da miedo pensar que el siguiente video sea sobre un cine y que nos muestre a todos viendo Caché bajo la oscuridad de la sala.
Así que todo tiene que ver con un punto en el pasado de la vida de Georges, y al enterarnos de ello asistimos a una especie de abismamiento de este personaje hacia su pasado, hacia un día inaugural, hacia un pecado, una culpa, y nos damos cuenta que Caché es un complejo ensayo moral (¡por Dios! Que monstruo de cineasta es Heneke, ¿cómo hace para lograr estas cosas?). Y aquí hago un paréntesis no explicito para decir que no sería posible sin las buenas interpretaciones de los Laurent (el padre de familia: Georges, Daniel Auteuil; la esposa: Anne, Juliette Binoche; el hijo puberto: Pierrot, Lester Makendonsky), y de Majid (Maurice Bénichaou) y su hijo (Valid Afkir) –estos últimos el eslabón perdido que cierra la trama¬–. Gracias.

STOP. Es de día, un par de autos están estacionados. En el fondo se ve una fachada de una casa vista desde la Rue Iris. Yo estoy, junto con otros tantos, sentado en las butacas de la sala con las luces apagadas en frente de una fachada de una casa vista desde la Rue Iris. Si le ponen play el cuadro de va en fade a negros.

Comments

R.B. said…
:O ¡quiero verla! :(
alguien said…
Bien, ya la vi y tienes razón, el guión es buenísimo. Como te comenté, poco después de que la vieras, sigo pensando que tiene algo de David Lynchesca, pero ya no tanto como cuando te lo comenté, sin haberla visto, cuando me dijiste la sinopsis de la película. En un momento me intrigó tanto, que pensé que me iba a decepcionar el final, pero quedé muy satisfecho. Como a ti, ésta pasa a la lista selecta de mis películas favoritas. Me hubiera gustado hacer una pequeña especie de reseña, pero que más que ésta.

Popular Posts