Después de una semana de vacaciones he vuelto a la oficina. Ahora todo es carrera contra el tiempo. Me quedan unos cuantos días antes de partir.

***

No había tenido chance de anunciarlo, pero ahora sí: ahí está el link del blog de Gaby Villa, una querida amiga que conocí hace ya algún tiempo un día martes en un café de la ciudad de Morelia. Ella es concertista y poeta. Actualmente radica en Barcelona.

***

Cómo explicar el mundo sin nombrarlo.
Cómo nombrar si las palabras huyen.
Dónde estan las palabras, el mundo, la realidad.
¿Cómo asir el pensamiento?
La lucidez se encuentra en vislumbrar el centro de las ideas, su eje, y sus vínculos con otros ejes. El sistema y sus salidas.
Cuando sucede el pensamiento estamos atrapados en un torbellino del que sólo se puede salir bien librado si nos asimoas a unos cuantos centros consistentes y andamos sobre ellos. ¿Cómo pensar sin las palabras? A lo mejor debo leer a Bachelard. O simplemente leer. Leer más.

***

La obra naufraga por un mar que es el tiempo. Los lectores ocasionales de la obra son como islas en dónde la obra se posa. La obra puede desaparecer en el mar antes de llegar a las islas. O ser destruida en las islas. A veces la crítica destruye la obra y no vuelve a vagar por el tiempo. Pero todo se acaba. Un día se acaban las islas. Se acaban todas. Y se acaban las obras, se unden en el tiempo. Y un día no habrá ni obra ni isla ni mar. Y no estaremos ahí para lamentar nada, ni para sentir nostalgia o tristeza. Bolaño lo dijo mejor en no recuerdo cuál capítulo de Los detectives. Pero es cierto, al final no habrá nada.

Comments

R.B. said…
Ojalá y todo te salga bien para irte a visistar.

Popular Posts