Queneau, las aves y el sentido en el texto

Autorretrato de Raymond Queneau en el Photomaton, 1928 (presumiblemente).


Hace tiempo que quiero leer a Queneau. No es la primera vez que leer a un autor despierta mi curiosidad por otro. Lo digo porque a lo largo de este año barthesiano me he topado varias veces con comentario de Barthes sobre Raymond Queneau. Sin duda me gustaría leerlo en francés, aunque creo que leerlo en español no le haría perder a sus libros el filo, porque en realidad estoy más interesado en la estructura discursiva (su aspecto como flotante, lúdico) que en la estilística (aunque quizá ya me puse la soga al cuello porque Queneau también es señalado por el uso inédito del habla en el "lenguaje literario").

Hace algunos meses que he estado pensando en esto y ahora que lo escribo me acuerdo de unas palabras suyas que cita Christopher Dominguez Michael en La sabiduría sin promesas; me agradan: "Para comprender una obra hay que romperla; toda obra presupone la resistencia del lector, toda obra es una cosa difícil; no es que la dificultad sea un signo de superioridad, ni una necesidad. Pero debe hacerse un esfuerzo por ir del menos al más. Para seguir el vuelo de un ave se necesita levantar los ojos. Y eso fatiga, pues estamos acostumbrados a bajar la mirada". La parte del ave es tal vez la menos afortunada... pero es verdad que estamos acostumbrados a bajar la mirada... Dudo mucho que Queneau haya querido hacer un elogio a la superación personal. Por otra parte, me atrae la idea de la lectura como una lucha de desciframiento. Me parece que en la superficie del texto sí hay sentidos, igual que los hay en la profundidad. El problema no es encontrar los sentidos, sino identificar los límites de las posibles significaciones. Bueno, está pendiente la lectura de Queneau.

También me gustaría leer algunas obras de la Nouveau Roman, aunque sea por morbo.

Comments

maxalas said…
Button
...
http://maxalas.blogspot.com

Popular Posts