Hoy compré tres libros de Paul Auster. No sé si alguna vez antes había hecho eso (comprar más de dos libros del mismo autor en la misma ocasión). Me los encontré en una nueva edición de Booket mucho más barata que las clásicas de Anagrama. Compré Cuaderno rojo, A salto de mata y El país de las últimas cosas. Y mientras salía de la tienda con mi bolsa de libros nuevos me preguntaba si llegará el día en que reniegue de Auster como lo hago de Murakami. Ojalá no. Aunque la verdad es que no reniego de Murakami sino de sus lectores. Crónica del pájaro que da cuerda al mundo sigue siendo una de mis novelas preferidas.


(Se siente bien escribir en un lugar que no es Facebook ni Twitter)

Popular Posts